A+ A-

Aborto

El aborto inducido o provocado es la interrupción intencional de un embarazo no deseado y constituye un grave problema de salud pública. Por esta razón es difícil conocer datos exactos de su incidencia y son sólo estimaciones.

 El programa de Salud Materno y Maternidad sin Riesgos de la OMS señala en estimaciones inéditas que en Ámeruca Latina y el Caribe se calculas 6000 muertes anuales por abortos en malas condiciones.

 

El aborto en Venezuela es ilegal como lo establece el Código Penal (5). Este instrumento jurídico fue redactado en 1915 y ratificado en los años 2000, 2005 y 2006 en su CAPÍTULO V, Del Aborto Provocado establece:


Según código penal. Gaceta Oficial de la República Bolivariana de Venezuela Nº 5.768 del 13 de abril de 2005.

 

Artículo 430. La mujer que intencionalmente abortare, valiéndose para ello de medios empleados por ella misma, o por un tercero, con su consentimiento, será castigada con prisión de seis meses a dos años.
 

Artículo 431. El que hubiere provocado el aborto de una mujer con el consentimiento de esta, será castigado con presión de doce a treinta meses.
Si por consecuencia del aborto y de los medios empleados para efectuarlo, sobreviene la muerte de la mujer, la pena será de presidio de tres a cinco años; y será de cuatro a seis años, si la muerte sobreviene por haberse valido de medios más peligrosos que los consentidos por ella.
 

Artículo 432. El que haya procurado el aborto de una mujer, empleando sin su consentimiento o contra la voluntad de ella medios dirigidos a producirlo, será castigado con prisión de quince meses a tres años. Y si el aborto se efectuare, la prisión será de tres a cinco años.


Si por causa del aborto o de los medios empleados para procurarlo, sobreviniere la muerte de la mujer, la pena será de presidio de 6 a 12 años. Si el culpable fuera el marido, las penas establecidas en el presente artículo se aumentarán en una sexta parte.
 

Artículo 433. Cuando el culpable de alguno de los delitos previstos en los artículos precedentes sea una persona que ejerza el arte de curar o cualquiera otra profesión o arte reglamentados en interés de la salud pública, si dicha persona ha indicado, facilitado o empleado medios con los cuales se ha procurado el aborto en que ha sobrevenido la muerte, las penas de ley se aplicarán con el aumento de una sexta parte.


La condenación llevará siempre como consecuencia la suspensión del ejercicio del arte o profesión del culpable por tiempo igual al de la pena impuesta.
No incurrirá en pena alguna el facultativo que provoque el aborto como medio indispensable para salvar la vida de la parturienta.


Artículo 434. Las penas establecidas en los artículos precedentes se disminuirán en la proporción de uno a dos tercios y el presidio se convertirá en prisión, en el caso de que el autor del aborto lo hubiera cometido por salvar su propio honor o la honra de su esposa, de su madre, de su descendiente, de su hermana o de su hija adoptiva”.


Las complicaciones de aborto son muy difíciles de estimar debido al subregistro; sin embargo, con frecuencia presentan en los servicios de salud situaciones derivadas de las prácticas clandestinas, que casi en su totalidad se realizan en malas condiciones de asepsia principalmente en las mujeres de clases sociales populares, ya que aquellas que cuentan con recursos económicos pueden acceder a servicios con personal calificado y en buenas condiciones de higiene; por esto último se puede decir que el aborto también constituye un problema de clase social.

Todos los Derechos Reservados | Prosalud Venezuela 1996-2014 | J-77256635-9Desarrollado por BMT